Ciudadanos denunciaron un jardín de niños al sur que fue saqueado y no cuenta con drenaje o luz en pleno regreso a clases.

A través de redes sociales ciudadanos que residen en Sol de Oriente denunciaron la tarde del pasaod lunes que, pese a la inverción señalada por las autoridades estatales el jardín de infantes Elisa Greinsen abrió sus puertas ayer a los pequeños de la colonia pese a no tener cableado ni drenaje.

De acuerdo con la denuncia, durante los 17 meses de confinamiento el sitio fue saqueado y al momento no cuentan con bebederos, sistema de drenaje, depositos, apagadores, cableado en las aulas así como desperfectos en cuanto a la estructura.

Pese a eso, los pequeños acudieron a recibir clases ayer.

“Lamentable volver en estas condiciones. Sin drenaje, sin luz, saqueado por completo”, escribieron.

Además denunciaron que reportaron el hecho en múltiples ocasiones sin respuesta.

Así luce el plantel: