En las últimas semanas el número de personas hospitalizadas por Covid-19 en Durango y Chihuahua, las dos entidades que regresaron a color rojo de máxima alerta por el virus, han alcanzado niveles récord.

En Chihuahua, el número de personas hospitalizadas creció, entre el 4 de octubre y el miércoles 4 de noviembre, en 300.4 por ciento.

Y es que para la primera de las fechas, en total en la entidad se contabilizaron 246 personas hospitalizadas, de las cuales 60 se encontraban conectadas a un ventilador.

En tanto que para el pasado miércoles 4 de noviembre, las autoridades sanitarias de Chihuahua informaron que había internados 985 personas; de ellas 165 se encontraban en una cama con ventilador mecánico.

De acuerdo con los datos del gobierno local, hasta finales de octubre, en el estado había unas 1,765 camas para pacientes con Covid. Esto es equivalente a que hasta el pasado miércoles estarían ocupadas 55.8% del total de las camas.

No obstante, los municipios de Chihuahua, Juárez y Delicias, los de mayor número de contagios, registran en la actualidad una saturación de los centros de salud.

Hasta el pasado 3 de noviembre el municipio de Juárez registraba 15,247 casos de contagios confirmados, mientras que Chihuahua y Delicias contabilizaban 6,384 y 1,208 infectados, respectivamente.

Hasta ayer 5 de noviembre, se registraba una ocupación de 100% en camas generales en nueve centros de salud de la entidad: el Hospital de Ciudad Juárez del ISSSTE; el Hospital General Lázaro Cárdenas, en el municipio de Chihuahua; el Hospital General Regional 1, en Chihuahua.

Así como el Hospital General de Zona 6 en Ciudad Juárez; el Hospital local de Delicias a cargo del ISSSTE; el Hospital Central del Estado; el Hospital General de Zona en Delicias; el Hospital General de Zona 35 en Ciudad Juárez; y el Hospital Infantil de Especialidades de Ciudad Juárez.

Asimismo, había otros siete centros de salud ubicados entre los tres municipios con mayor número de contagios que registraban una ocupación entre 78 y 97% de saturación.

Fue a partir del pasado 23 de octubre que las autoridades locales decidieron que el estado regresaba a semáforo rojo por el Covid-19.

Con información de El Economista