urante 2019, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) entregó solo el 6.4 por ciento de los recursos que se solicitaron del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), de acuerdo con una auditoria a la Cuenta Pública de ese año.

El análisis realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) establece que el año pasado en 26 fenómenos naturales declarados, se determinaron daños por 4 mil 827 millones 59 mil 700 pesos, de los cuales 14 estados requirieron 3 mil 538 millones 412 mil 500 pesos, el 73 por ciento del total.

La ASF detectó que únicamente se autorizaron recursos por 308 millones 611 mil 300 pesos, el 6.4 por ciento de lo solicitado, para la atención de los 26 fenómenos ocurridos.

Los recursos del Fonden estaban considerados para la reconstrucción o restitución de los bienes afectados, según la Auditoría de Desempeño: 2019-0-36100-07-0081-2020.

Para la entrega de los recursos, se limitó el beneficio para los estados afectados, sin que se acreditaran las causas y los criterios para determinar dichos apoyos en relación con el saldo final del Fideicomiso 2003 “Fondo de Desastres Naturales”.

La ASF concluyó que los resultados de la fiscalización mostraron que, en 2019, la SSPC presentó deficiencias e incumplimientos en la operación del Fonden, al no comprobar que el dinero se gastó con eficacia, para el cumplimiento de los objetivos y las metas programadas, así como con eficiencia en el ejercicio oportuno de los recursos.

Otra anomalía detectada fue que, en el diseño normativo, no se nombran a los responsables de establecer los recursos para la ejecución de obras y acciones para la reconstrucción de la infraestructura local y federal no asegurada, ni las unidades responsables de la operación del Fondo.

La auditoría detectó que en el manejo de los recursos del Fonden se carece de procesos para determinar las atribuciones y los responsables de cuantificar, evaluar y supervisar la contribución de los recursos otorgados para la reconstrucción o restitución de los bienes afectados por los fenómenos naturales.

La ASF propone actualizar la Ley General de Protección Civil y su reglamento, en términos generales y particulares, con el objetivo de incluir actos jurídicos y responsables para prevenir y atender fenómenos naturales y sanitarios.