A unos días de que Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco dé un mensaje “muy importante”, junto a los 10 estados que forman parte de la Alianza Federalista para cerrar filas y defender sus intereses ante las decisiones del Gobierno federal, se da a conocer que la entidad lidera los registros de lavado dinero para cárteles de la droga en México.

De acuerdo con un reportaje de Vice News, Guadalajara es la capital del lavado de dinero en el país; es decir, la segunda ciudad más importante de México ayuda a través de sus tiendas, bares, gasolineras, restaurantes y demás comercios, al narcotráfico.

El medio recordó que en marzo del 2013 ocurrió un violento asesinato en el interior del bar Lucrecia, el cual estaba de moda entre los jóvenes en ese tiempo. Señaló que una noche un cliente disparó a un mesero por lo menos en ocho ocasiones antes de escapar.

Tras ello, las autoridades pusieron interés en el lugar y trece meses después el gobierno de Estados Unidos lo agregó a su lista negra de lugares que lavaban dinero para Rafael Caro Quintero, también conocido como el “Narco de Narcos” y que actualmente está prófugo de la justicia. 

Estados Unidos tiene en su lista negra a varios establecimientos de Guadalajara por lavado de dinero (Foto: EFE/Francisco Guasco/Archivo)

Finalmente dicho lugar cerró sus puertas para enero de 2015, no sin antes despedirse con la frase: “Las leyendas nunca mueren”. No obstante, aunque este lugar bajó sus cortinas, en Jalisco hay una serie de lugares dedicados al lavado de dinero.

Vice News refiere que los lugares que ayudan a los Cárteles a limpiar su dinero son tantos que ni los propios tapatíos están seguros de qué establecimientos están implicados.

Para junio de 2015, el gobierno de Estados Unidos agregó a la lista negra a bares, restaurantes, plazas comerciales, centros de spa, zapaterías, comunidades residenciales, firmas constructoras, gasolineras, compañías de tequila y hasta granjas de avestruces que se dedicaban al lavado de dinero en Guadalajara.

Ese mismo año, Enrique Alfaro se hizo presidente municipal de Guadalajara, y una de sus labores era abordar el lavado de dinero y la red de corrupción que hacían posible que esto pasara, sin embargo, pasó su mandato sin muchos cambios. A pesar de esto, tres años después logró convertirse en el gobernador de la entidad.

Antes de ser gobernador Enrique Alfaro fue presidente municipal, y se esperaba que desde entonces actuara contra el lavado de dinero (Foto: FGR)

“En muchos casos el narcotráfico está vinculado a famosos negocios y políticos mexicanos”, dijo Raúl Benitez, experto en seguridad y crimen organizado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a Vice News.

“Se debe tomar acción, pero el gobierno mexicano no quiere tomar acción para combatir la corrupción”, añadió.

Según el medio, desde 1970 la perla tapatía se ha dedicado a tal práctica, pues desde entonces los narcotraficantes de Sinaloa se han trasladado a dicha ciudad, de ahí que haya surgido el Cartel Jalisco, el cual tiempo más tarde se transformó agregó Nueva Generación a su nombre, siendo uno de los que más fuerza tienen en el territorio nacional.

El pasado septiembre la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó que al día se realizaban mínimo 174 operaciones de lavado de dinero en Jalisco.

Dichas acciones formaron parte del operativo Agave Azul, con el cual se bloquearon cuentas de 1,939 personas y empresas ligadas al Cártel Nueva Generación.