Comerciantes de los mercados en el Centro de la ciudad se han visto afectados por el regreso a color rojo del semáforo epidemiológico de la contingencia sanitaria de Coronavirus (Covid-19), al tener una disminución de clientela.

Tal es el caso de Saúl Hernández, quien tiene su local en el Marcado Chihuahua en la Avenida Niños Héroes y Cuarta, donde pese a la situación, espera que pronto pase la pandemia para que la gente regrese a las calles y la economía se mueva.

Dijo que este año ha sido muy complicado y así como él, muchos tenían la esperanza de que ahora que está cercana la temporada decembrina,  podría haber más ventas como es costumbre cada año, sin embargo actualmente hay incertidumbre entre todos los comerciantes.

“Sí, sabemos que la situación está complicada con esto de la pandemia. Ojalá y mejore. Parece que ahora la gente está haciendo más caso de quedarse en casa, vemos cada vez menos gente en la calle, pero pues, eso nos afecta también a nosotros”, comentó el vendedor.

Según el padrón por parte de la Subdirección de Gobernación Municipal, se habla de entre 180 y 200 vendedores, solo en esta zona, sin contar con los debidamente establecidos como restaurantes, tortillería, carnicerías, de venenos, abarrotes, así como los de ropa y artículos variados.

Actualmente la mayoría de establecimientos, puestos y módulos de venta de todo tipo de artículos no están abiertos al 100 por ciento, pero aquellos que operan, los responsables usan cubrebocas.