El gobierno argentino abrirá las fronteras para recibir a turistas de países limítrofes durante la próxima temporada de verano austral con el fin de mejorar un sector golpeado por la pandemia del coronavirus, informó este sábado el ministro del área, Matías Lammens.

Desde el Gobierno nacional se tomó la decisión de abrir la fronteras para recibir turistas de los países limítrofes. En principio va a ser vía aérea, a través del aeropuerto de Ezeiza y vía marítima a través del puerto de Buenos Aires”, declaró el ministro de Turismo, Matías Lammens a radio Mitre.

Afirmó que “las condiciones están dadas para que puedan venir turistas a la Argentina, en esta nueva etapa donde tenemos que convivir con el virus”.

Las autoridades no especificaron la fecha de la reapertura de fronteras a turistas, pero normalmente la temporada de verano empieza a mediados de diciembre.

La decisión implica un ingreso importante para nuestra economía y una etapa más en esta pandemia para dar vuelta la página, sin abandonar la lucha contra el virus que nos tiene en plena batalla”, agregó el ministro.

En tiempos normales, el turismo representa 10% del Producto Interno Bruto de Argentina, que está en recesión desde 2018 y con la economía golpeada por la pandemia.