La abogada Fabiola Erasmo García explicó que el Código Civil señala que la pensión alimenticia debe ser otorgada a las posibilidades de quien deba darla y a las necesidades de quien deba recibirla; cubre comida, vestido, tratamientos médicos, educación y esparcimiento.

Este derecho es irrenunciable, no es objeto de transacción y es una acción jurídica autónoma, es decir, no va ligado a algún otro juicio o condición, ya que se puede iniciar este juicio sin que se encuentre de por medio un juicio de divorcio o una separación, pudiendo vivir bajo el mismo techo y solicitar los alimentos”, detalló la litigante especialista en temas familiares.

Sin embargo, en el caso de una enfermedad temporal, como es el caso del coronavirus covid-19, si la pensión alimenticia que se decretó con un trabajo informal se le debe informar al juez y puede quedar suspendida la obligación en tanto se recuperen el padre o la madre.

Asimismo, destacó, que para el caso de una enfermedad incurable y que incapacite al deudor a trabajar, va a cesar su obligación y en este caso se puede estar en posibilidad de recurrir a los ascendientes o descendientes dependiendo el caso, sin embargo, esta situación debe demostrarse en un juicio.

DESPIDO O CAMBIO DE TRABAJO POR LA PANDEMIA

Para el caso de que el hombre no tenga trabajo, sea despedido por la pandemia o simule no tener por evadir su responsabilidad o bien no sea comprobable su salario por ejemplo las personas que se auto emplean como comerciantes, taxistas, etc., el código señala que los alimentos se van a fijar en base a la capacidad económica y nivel de vida que el deudor y sus acreedores alimentarios hayan llevado en los dos últimos años.

Puede ser que este imposibilitado para trabajar, situación que debe demostrar fehacientemente al juez y en dado caso cesa su obligación.

Cuando se cuenta con un trabajo fijo y sin prestaciones, el juez va a determinar como pensión alimenticia un porcentaje de su salario, ordenando se gire un oficio en el que se indica a la empresa el descuento que debe hacer, cuente o no con prestaciones ordinarias o extraordinarias.

Es importante mencionar que la pensión debe ser garantizada por el deudor ya sea mediante hipoteca, prenda, fianza, depósito de cantidad bastante a cubrir los alimentos o cualquier otra forma a su criterio, como puede ser los derechos de antigüedad que ha generado en su trabajo, es decir, en caso de renuncia o despido se le retenga el mismo porcentaje fijado como pensión y sea entregado al deudor, destacó la abogada.PUBLICIDAD