La lucha por el agua que enfrentan los agricultores con la federación para asegurar este vital líquido para su sustento traspasó fronteras y llegó a medios internacionales que decidieron cubrir el conflicto.

La ‘guerra’ por el agua que mantienen los agricultores de chihuahua con el gobierno los colocó en el foco internacional por las implicaciones políticas en la relación entre México y Estados Unidos.

The New York Times dio cobertura a través de su corresponsal, Natalie Kitroeff, al conflicto que mantiene enemistado a las autoridades estatales y agricultores con el gobierno federal.

El artículo que publicó hoy el periódico narra como agricultores emboscaron a la Guardia Nacional y tomaron el control de La Boquilla para evitar el pago del Tratado de 1944 con aguas comprometidas para riego de la tierra.

La narración inicia con el enfrentamiento entre los agricultores y la Guardia Nacional, para luego contextualizar la sequía que vive el Estado de Chihuahua y las presiones por parte de Texas al secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo.

La nota destaca que “el tratado no penaliza a ninguna de las partes por el incumplimiento de las obligaciones, pero, ansioso de evitar el conflicto, México lucha par encontrar una manera de cumplir con sus obligaciones”.

Agregan distintos testimonios de los activistas que se mantienen en lucha por el agua, como el de Fráncico Marta, que reprochó los señalamientos de descalificación que ha hecho el presidente a la lucha.

“Él cree que somos ricos y que no nos pasará nada si no trabajamos el año que viene, pero eso no es cierto”, aseveró Marta a el periódico The New York Times.